Dispositivo para evitar la caída del cabello provocada por la quimioterapia


Una de las consecuencias que sufren las personas que reciben quimioterapia es la caída del cabello. Esto sucede porque las drogas que se utilizan para el tratamiento dañan los folículos pilosos.

Esta caída del cabello por la quimioterapia se suma a los trastornos desagradables que, de por sí, provoca habitualmente este tratamiento, generando, en muchos casos, un estrés aún mayor.


Pero ahora se ha encontrado la solución para evitar este trastorno: un gorro refrigerante. Este gorro, inventado en Venezuela, debe ser usado por el paciente mientras está recibiendo el tratamiento.gorro elastogel


El concepto es simple: el gorro enfría el cuero cabelludo y los folículos pilosos. Este enfriamiento produce una vasoconstricción, por lo que la circulación de la sangre que transporta los químicos se reduce o anula en la zona del cuero cabelludo, evitando el daño de los folículos pilosos y la consecuente caída de cabello.


El gorro hipotérmico ha demostrado tener una eficacia del 85% con las drogas más usuales en este tipo de tratamiento. Se aconseja que el paciente se ponga el gorro 15 minutos antes de comenzar el tratamiento, y hasta quince minutos después de terminado. Para funcionar en forma eficaz, el gorro debe permanecer a una temperatura de -25º C durante las 24 horas previas a su uso.


La efectividad de este gorro ha sido documentada por las revistas científicas European Journal of Cancer y Acta Oncológica (Italia), y por el Hospital Oncológico Oscar Lambret (Francia).

© | Sitio desarrollado por PostelNet.